Ella, tenía los ojos de adormecedora de mares

Ayer la vi. Tenía los ojos oscuros y brillantes. E iba contra el viento adormeciendo todos los mares. Su cabello largo, su dominante presencia me llevaba de acuerdo sus deseos. Ella, que siempre esta muy lejos (en otro tiempo), aun estando tremendamente cerca de mi cuerpo. El mundo todavía se detiene, o da sus vueltas…… Continúa leyendo Ella, tenía los ojos de adormecedora de mares

Esta droga circula en mí Y no alucino, ni suelto Este vino navega mi paladar Sin embriagar mis sueños El pulso no se acelera Mientras recorro tus calles Y encuentro enredaderas Camino tus pasos y me hundo… Me humedezco y no son tus labios. Conduzco hacia todas tus rutas Y hay desniveles, pequeños atajos Pero

imaginario, estruendo, un sol en mi cabeza, simplemente no puedo dejar de pensar en el aire que rodea, en la textura que envuelve, en la belleza que reviste, y en lo estúpido que es este frágil enamoramiento…en el eros electrónico de las teorías sociales, en toda suerte de explicaciones racionales… todo es antitético, el absoluto

Algo que quiero decir, la inquietud en mis entrañas el desliz, las espirales del tiempo mi memoria haciendo un inventario olores tan dulces en el entorno mirada de lluvia se ilumina mi centro, mi ser pequeño, conmovido, las silabas se diluyen en mi garganta, solo gritos tenues, brotan en un cosquilleo muy fino, mi cuerpo

…Quiero verte otra vez, con tus ojos de calma y las olas de surf que hacen tus miradas a veces…No mencionaré las noches de lluvia, ni la música atrayente de tu pecho contra el mío, ni el abrazo de nube inmensa cubriendo toda la visión. Solo haré figuras con la pureza sutil de tus formas

Deriva

Cuando el mundo no es la gran cosa, no vale fingir felicidad, fidelidad, facilidad. Solo es permitida una placentera deriva, o una espera paciente de las sensaciones que han de desplazarse en vuelos que llegan justo a tiempo. El ser se hace consciente, de una añorada individualidad. Con esta ceguera cotidiana me permito unicamente observar