Aquella mañana en crater lake

Debíamos abrigarnos. En ninguna parte del universo hacía tanto frío. Y lo sabíamos. Eramos conscientes que todo estaba congelado, suspendido, porque era nuestro momento. Y no existía más vida, que nosotras. no había tiempo que perder. Esta fotografía es la que recordaríamos años después. Aquel disparo de placer que te estremeció, mientras me sostuve en…… Continúa leyendo Aquella mañana en crater lake

27/05

Atardece en la playa de mi verano. Yo sigo el murmullo de voces bajitas, golpeando con enormes vaivenes en la orilla. Busco energía, provocando el acercamiento original. El principio de felicidad esta en esas manos blancas que me llaman a un cierto pasado. Regreso para repensar y retener. Pasos en la arena. Bocanadas de aire…… Continúa leyendo 27/05

Ella, tenía los ojos de adormecedora de mares

Ayer la vi. Tenía los ojos oscuros y brillantes. E iba contra el viento adormeciendo todos los mares. Su cabello largo, su dominante presencia me llevaba de acuerdo sus deseos. Ella, que siempre esta muy lejos (en otro tiempo), aun estando tremendamente cerca de mi cuerpo. El mundo todavía se detiene, o da sus vueltas…… Continúa leyendo Ella, tenía los ojos de adormecedora de mares

Puedes ser más hermosa, más intensa y profunda que el tiempo, con más color que el recuerdo mismo, exagerado en los detalles, con sus lluvias y sus expresiones tiernas.  Puedes verte tan bien, mirándome, con tu acostumbrado silencio, tu acostumbrado ritmo cotidiano de suavidades y filos, de fuego muy delicado y entrada al vacìo. Tu

imaginario, estruendo, un sol en mi cabeza, simplemente no puedo dejar de pensar en el aire que rodea, en la textura que envuelve, en la belleza que reviste, y en lo estúpido que es este frágil enamoramiento…en el eros electrónico de las teorías sociales, en toda suerte de explicaciones racionales… todo es antitético, el absoluto

Algo que quiero decir, la inquietud en mis entrañas el desliz, las espirales del tiempo mi memoria haciendo un inventario olores tan dulces en el entorno mirada de lluvia se ilumina mi centro, mi ser pequeño, conmovido, las silabas se diluyen en mi garganta, solo gritos tenues, brotan en un cosquilleo muy fino, mi cuerpo