Te robo apenas un minuto, como quien se tropieza con una tonta excusa, para colarme de rondón en tu silencio. El minuto exacto que me llevará deslizarme, volverme papel entre tus dedos, para contarte un par de simplezas: Como que llego empapada por una lluvia fugitiva que ya plañe, más que atruena, sus últimos exabruptos;…… Continúa leyendo

Tengo El corazón desnudo de poesía Y el cuerpo Rebosando en palabras Destilo sí la bas Con el movimiento de mis manos Y acaricio Sigilosamente Con mis vocales Dichas Boca a boca Y dejando Señales Con la lengua Exploro Labios silenciosos Islas de pieles tranquilas Me he perdido algunas puestas de sol en tus ojos…… Continúa leyendo