Aquella mañana en crater lake

Debíamos abrigarnos. En ninguna parte del universo hacía tanto frío. Y lo sabíamos. Eramos conscientes que todo estaba congelado, suspendido, porque era nuestro momento. Y no existía más vida, que nosotras. no había tiempo que perder. Esta fotografía es la que recordaríamos años después. Aquel disparo de placer que te estremeció, mientras me sostuve en lo profundo y azul de tus ojos. Era el último.

Quería jugar a ser la mujer más feliz. Y lo hice bien, me convertí en tu compañera hacia sendero de tus pasos. Mi risa se escuchó hasta la más remota distancia. Entré los árboles brotó nuestro lenguaje, y tu voz, que se tornaba en gemido, en suspiro, y así juntas fuimos llegando al silencio…

Aquella mañana sería el punto más alto de nuestra historia. Hice espacio entre mis palabras para hundirme en ti, hasta perdernos entre la noche. Hoy Deberías poder tomar con tus manos mi voz cuando te llama, con tu nombre plasmado en mi boca.

Sé que siempre recordarás mi lengua al pronunciar, porque acaricio tu ser con las memorias. Dentro de tus ojos que aun veo en sueños, hay olas que cubren la orilla . Dulce posesión de ti, al pensar…

Dulce encantamiento de tu ser sobre el mio, con solo el impulso del pensamiento, la noche plena de ti, otra vez en el lago de nuestros misterios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .