Esta droga circula en mí

Y no alucino, ni suelto

Este vino navega mi paladar

Sin embriagar mis sueños

El pulso no se acelera

Mientras recorro tus calles

Y encuentro enredaderas

Camino tus pasos y me hundo…

Me humedezco y no son tus labios.

Conduzco hacia todas tus rutas

Y hay desniveles, pequeños atajos

Pero no hay espacio…

Llevo equipaje y no hay más vuelos,

Ningún sitio en el que pueda detenerme.

Es deseo y no hay placer que lo apague

Voy remando y la orilla se desvanece

Se agotan las nubes

Y mi lluvia no cesa

Extiendo mi cuerpo y no alcanzo a cubrirte

El rayo de luz que sale de mi,

alumbra las pausas

Entre tu nombre y el mío

2 comentarios sobre “

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.