imaginario, estruendo, un sol en mi cabeza, simplemente no puedo dejar de pensar en el aire que rodea, en la textura que envuelve, en la belleza que reviste, y en lo estúpido que es este frágil enamoramiento…en el eros electrónico de las teorías sociales, en toda suerte de explicaciones racionales… todo es antitético, el absoluto se contrapone, y viene otra oleada de sensaciones, de esas que improvisan mares bajo las sábanas y que hacen mucho ruido…hay demasiada música cuando te pienso, tanto ritmo, tanta armonía, rebasa el tiempo, ya no hay calma…pero agradezco la sutil sonrisa en mi rostro, porque es permanente ahora…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s