Cuadernos de tu viaje

Me besabas con el tinto oleaje de tu propia embriaguez, mientras a solas tu calma destruye mi sueño, en pedacitos. Busco tus ojos, la alegría de ellos, y te pregunto sobre como era tu vida a los diez años. Me respondes que ahora te preocupa el futuro y las cuentas de banco. Tomas mi mano y dices que es suave, yo escucho al viento dar vueltas en las afueras de la habitación y pienso que debería ser una dulce travesura estar contigo en este lugar, y prendes la porno t.v para reirte un rato. La noche avanza y yo estoy inspirada. Envuelta en blancas sensaciones. Quiero sonreir, que se escuche mi emoción. Este mareo de ti me vuelve loca, me da insomnio, me permite volver. Hay lugar en mis brazos todavía -pienso- mientras guardas el licor y te pones seria.

Los amantes son tiernas preguntas, bellas imitaciones, profundos secretos. Tu eres un gran océano y yo estoy perdida en ti, la orilla es suave y hay música, y mis palabras cuidan el momento. Tu te vas para que te extrañe cuando te tenga conmigo, otra vez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .