Añorar lo que sí sucedió



Esta noche me descubrí inmovil, amándote. Volátil. Completamente invadida de una dulzura embriagrante a altas horas de la madrugada. Sentí esta unión tan fuerte, que se alinea a nosotras en cualquier parte del espacio.

Sentí la continuidad corpórea de nuestro amor que por momentos, me confunde, viendo todo lo que ves con tus ojos, dentro de los tuyos. Ese color tan tierno, tan seductor.

Más tarde, me descubri sonriendo al recordarte: las palabras que permanecen rebotando en mi cabeza se pierden por días. En un estado de levitación, una perfección tan intensa, con la emoción que me baña, me descubre. Ahora, estoy muy lejos de todo, de todo, más y más todavía, vuélveme a hacer, hazme de nuevo que estoy llegando, viendo tus ojos… me abrazas llenando cada parte de mi con lo que llamamos amor. Y tus besos abren las puertas de todo lo que sucedió:

Aún no sé cómo lo logras pero en ésta ensoñacion placentera, sucedes, penetras, desnudas hacia lo más profundo de mis deseos. No hay misterios, solo tú inexplicable provocación y las olas de ternura que mojan nuestros más íntimos secretos.

Puro Piaccere












Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.